Rock You Babe | Music is our life!

Rock You Babe
Music is our life!



Entrevistas

9 mayo, 2018

Vuelo 505: “Seguimos siendo muy eclécticos pero empezamos a tener un sonido muy propio”

Más artículos de »
Escrito por: Rock You Babe
Etiquetas: , , ,
Vuelo 505 - Portada No Hay Historias de Fracaso

El Dromedario Records vuelve a estar detrás de uno de los discos del año, lo nuevo de Vuelo 505, que lleva el nombre de ‘No Hay Historias De Fracaso‘. La frase parece toda una premonición y es que la banda ya está saboreando las mieles del triunfo, del trabajo bien hecho, de las críticas positivas y bien merecidas.

Con mucho sentimiento a nivel letrístico, una producción firmada por el mismísimo Kolibrí Díaz, un sonido propio con el que ya han encontrado su sitio y la inestimable colaboración de Pau Donés, presentan nuevo álbum y nos cuentan aquí todos los pormenores.

¿Qué pueden encontrar los oyentes en este segundo disco?

Pues una evolución desde ‘Turbulencias‘, que sacamos ya hace tres años. Este disco es fruto de un montón de viajes, de un montón de conciertos, de un montón de carretera, de un montón de amigos que hemos hecho y de un montón de experiencias. Todo eso que hemos vivido presentando el primer disco ha quedado aquí plasmado.

Es ya vuestro segundo trabajo. ¿Cuáles son vuestras expectativas respecto a él?

El nombre del disco, de ‘No Hay Historias De Fracaso‘, es porque cuando uno está a gusto con lo que hace, todo es un éxito en realidad. Cuando haces lo que quieres, te montas con quien quieres en una furgoneta, tienes un equipo de trabajo como El Dromedario Records que se desviven por ti, que te quieren y tú les quieres, y cuando acaba toda esta locura te vuelves a casa con la gente que quieres… Eso no puede ser un fracaso nunca en la vida.

¿De qué habla este disco?

Yo hablo de mí por mi incapacidad de hablar de cualquier otra cosa, pero al final al hablar de mí me doy cuenta de que la banda se siente rápidamente identificada. Nunca sé realmente de qué voy a hablar. Van surgiendo cosas y va cogiendo todo como un poco de cuerpo.

En realidad, el disco habla de las aristas de todo el mundo. Es muy difícil hablar de los miedos y de estas cosas en este mundo en el que tienes que ser siempre tan cool, siempre peinado y siempre guay en las redes sociales, pero cuando sales a tocar, o a cantar, o a grabar un disco, te puedes permitir el lujo de hablar de tus miedos, de tus inseguridades, de lo que te preocupa, de lo que quieres ser, de lo que no quieres ser… Al final, la gente se identifica muy rápido con ese altavoz. Todos tenemos un montón de aristas y nos perdemos en nuestros laberintos.

En uno de los temas habláis de “desaprender lo aprendido” y a mí me parece interesante ese concepto aplicado al mundo de la música. ¿Creéis que hay que saber reinventarse?

Cuando crees que sabe algo, de repente te das cuenta de que no tienes ni puta idea de nada y empiezas a tirar para atrás para aprender. Siempre estás iniciando y siempre estás aprendiendo en todo, y eso te ayuda a abrir los poros y a recibir.

En la música, como en todos los aspectos de la vida, al final pasan muchos años y un día te paras y te das cuenta de que no sabes cómo has llegado ahí, a tener ese trabajo, ese coche, esa familia, esa novia… Es pararse y decir: “¿quién me ha enseñado todo esto? ¿Me lo ha enseñado la televisión, me lo ha enseñado la publicidad, quién me lo ha enseñado?” Y tienes que hacer un trabajo para quitarte cosas que has aprendido de una manera poco consciente y volver a aprender, lo primero de ti mismo.

Tengo un amigo que es muy auténtico y siempre que quedamos a cenar me dice: “tío, cuando éramos pequeños pensaba que estabas loco porque nunca te ha importado que te escogieran el último en el recreo o para jugar al fútbol, nunca te ha preocupado conducir pronto o esas cosas que le importan a la gente. Y ahora que somos mayores y yo me levanto a las 06:00 para echar yeso, me doy cuenta de que los locos somos nosotros“. Él también está intentando desaprender todo lo que ha aprendido.

Uno de los temas que me imagino que tendrá más trascendencia es el que interpretáis junto  a Pau Donés. ¿Cómo se lo proponéis y por qué a él?

En realidad, es otro regalo que nos ha hecho la vida a través de la oficina de El Dromedario Records y especialmente, de Alén Ayerdi. Cuando teníamos la canción hecha, él lo vio clarísimo y nos pusimos en contacto con él. Llamamos a la puerta sin intentar hacer mucho ruido de un grandísimo artista de talla internacional, porque la canción nos lo pidió. En la oficina teníamos acceso a otro tipo de artistas. Kutxi Romero está con nosotros y en el primer disco, nos preparaba los bocatas, pero nunca quisimos que colaborara porque si un día colabora con nosotros será una canción que le vaya como anillo al dedo.

También teníamos la posibilidad de contar con Robe, que le habíamos teloneado, pero es que la canción nos pidió a Pau. Le ha encantado la canción, pero está viajando un montón y encontrar el momento ha sido difícil. Al final, se ha involucrado un montón, ha puesto un montón de cariño y estamos preparando un videoclip con él. Es difícil a veces juntarnos, pero le pasamos unas pautas de cómo queríamos las imágenes y nos las ha preparado. Que un tío que está a ese nivel decida apoyar a una banda como nosotros para mí… Ha tenido siempre todos los respetos, pero ahora mucho más.

Habéis trabajado también junto a Kolibrí Díaz. ¿Cuál ha sido su aportación al álbum?

El estilo, el sonido definido de la banda. Él ha conseguido encontrar nuestro sonido. Trabajar con Kolibrí es facilísimo porque desde el minuto 1 te hace sentir comodísimo. Yo creo que él sabe lo que quiere conseguir desde el principio y tú te das cuenta por el camino, a raíz de las directrices que te da. Ha conseguido un sonido identificativo para la banda, muy nuestro.

Te aporta mucho tanto en lo personal como en lo profesional. Es tener a tu disposición a un productor que sabes que no está con el contador del dinero pendiente de si está una hora más o menos. Kolibrí es un tío que se va a su casa con las canciones en la cabeza, se levanta por la mañana, les da otra vuelta, te propone… Ha sido un lujo total. Ya trabajamos con él en el primer disco y no había ninguna duda de que era la persona que tenía que seguir poniendo la guinda.

Desde mi punto de vista tenéis esa seguridad, ese punto un poco canalla de “aquí estamos nosotros”. Parece que es difícil transmitir esa seguridad, incluso para grupos que llevan muchos años…

Después de comer, estaba hablando con Kutxi y me decía: “yo dije tantas veces que era el puto amo que al final la gente se lo acabó creyendo“. Al final tienes que intentar creer que tienes algo que decir. Nosotros también somos una gente con mucha humildad que disfrutamos con el trabajo bien hecho. A pesar de las ganas que tenemos de hacer cosas -porque siempre que estamos un mes parados, estamos maquinando-, sabemos esperar porque sabemos que estas cosas son para toda la vida y tenemos la necesidad de saber que lo que hemos hecho ha sido lo mejor que podíamos hacer en este momento, evidentemente con nuestros fallos y con nuestras cosas. Como artista, yo creo que tienes que tener ese punto de “aquí estoy yo“. Alén me dice muchas veces que canto con sensibilidad y que eso hoy en el rock es lo que llaman tener actitud. O el atrevimiento, el valor de cogerte a tus amigos, montarte en una furgo e irte a ese concierto. Al final es lo que dice el título del disco: “si tú vas con quien quieres y vas a disfrutar de lo que haces, ¿qué otra cosa va a haber?

Como decís, en el título del disco se aprecia un tono muy optimista. ¿Esto resume vuestra actitud ante la música?

Era una manera de negar algo negativo. Tampoco queríamos ser especialmente optimistas a un punto que parezca todo mentira, pero sí es verdad que hay muchísima gente que se queja desde el sofá y que ellos solos se ponen trabas que muchas veces ni siquiera existen. Esto coincide con la filosofía de El Dromedario, que se llama así porque dicen que el camello se lo da a los demás y el dromedario se lo da a sí mismo. En las letras me quedo con las cosas que me gusta escucharme a mí mismo y que creo que la gente quiere escuchar. Lo demás no te hace más feliz. Tampoco estamos diciendo que el disco vaya a ser un éxito, estamos diciendo que no va a ser un fracaso.

Decíais recientemente que el resultado es importante, pero el proceso también. ¿Cómo ha sido ese proceso hasta tener en vuestras manos este disco?

Ha sido largo. Normalmente tú tienes un sueño que se va haciendo pequeño porque la realidad te va cortando el agua, y a nosotros nos pasa al revés. Hemos aprendido que el proceso es largo porque queremos tenerlo todo muy bien, y a veces hay que dar un poquito de pausa. Cuando nos agobiamos un poco por las cosas, por videoclips, mezclas, colaboraciones o promo, insistimos mogollón en que el proceso es superimportante.

¿De qué te sirve que estés encima de la ola y de repente estés debajo y cuando salgas digas “hostia, qué ha pasado aquí“? Si vieras cómo tomamos las decisiones en esta banda… A mí me parece maravilloso. Creo que hay veces que nos vamos a equivocar, pero da igual, porque si veo que David, que es un tío muy sensato, insiste cinco veces con algo, es porque él lo quiere así. Hemos aprendido de los grandes que el plano personal es muy importante y creemos que el proceso tiene que ser superbonito. También nos ha costado mucho, porque nos cuesta todo mucho, pero no nos arrepentimos de nada ni hacemos nada de manera precipitada. Incluso con El Dromedario llevamos un año y medio trabajando el lanzamiento del disco. Tenemos la capacidad de darle pausa a las cosas que hacemos.

En el disco, viene incluido un bonus track, que es también uno de los temas que habéis estado promocionando. ¿Por qué habéis decidido hacerlo así, como una pista extra?

Cuando hicimos la gira con Ciclonautas, Txo me dijo una frase que a mí me enamoró, que era una mezcla de Keith Richards y Ariel Rot, y que había hecho un disco que se llamaba ‘Dr. Txo‘ en el que habían colaborado 55 artistas y quería hacer una cosa conmigo. Montamos una canción, que íbamos a grabar en su estudio y se iba a quedar ahí para cuando él grabara otro disco, pero me pareció que había quedado tan bonita que yo llamé a Kolibrí y le dije que quería que la produjera él. Llamamos a Alén, le pareció muy bonita, llamamos a José Ignacio Moreno, que era el teclista, le pareció todo como muy bonito… Y cuando ya teníamos la canción, a mí me pareció importante grabar un vídeo para dejar constancia de la gente que había colaborado. Muchas veces la voz se escucha muy bien pero los instrumentos parece que son más impersonales. Cuando la acabamos, Kutxi nos dijo que le parecía preciosa y que creía que la teníamos que incluir en el disco.

Ha pasado una cosa muy curiosa y es que teníamos una canción que se llamaba ‘Rastro de Migas‘, que teníamos pensado que fuera la última, y hablaba como de Garbancito. Es la historia de mi vida y de todas las vidas, que tú te pierdes, pones migas de pan, y cuando te das la vuelta te das cuenta de que en esta sociedad de locos los pájaros se han comido las migas y tú no tienes ni puta idea de cómo volver a casa.

Y como ya habíamos hecho una que se llamaba ‘Frío En Los Pies‘, con Kolibrí la hemos producido como al revés. Primero la he grabado yo con Pipi a la guitarra y luego él se he pegado como tres meses pensando qué es lo que oía para ponerle ahí. Le ha metido unos arreglos de acordeón y ha quedado un rollo muy folk, como muy americano, que creo que es el último palo que nos faltaba por tocar. Seguimos siendo muy eclécticos pero me encanta, porque en la forma, empezamos a tener un estilo muy propio.

¿Qué sentís ante todas las críticas positivas que estáis recibiendo?

El feedback positivo mola, pero uno tiene que estar preparado para que te den. Cuando uno se pone ahí, hace canciones para la gente. Luego, las etiquetas nos las tenéis que poner vosotros. A mí todo eso me da un vértigo de la hostia, porque cuando hacemos una canción no pensamos “vamos a darle un rollo Mark Knopfler o vamos a darle un rollo folk“. Sí que es cierto que cuando la gente la escucha y le gusta, es una recompensa extra.

Además, es mejor no pensar porque todo nos sale al revés. Si creemos que un tema va a ser un single y pensamos un solo muy elaborado, virtuoso y largo, luego tenemos problemas para que nos la pinchen en una radio nacional. Hemos tenido que preparar cinco versiones distintas de ‘Las Cosas Que No Pueden Ser’ para ver por dónde metíamos la tijera. Tiene un interludio que a todo el mundo le encanta, pero se ha quedado muy largo. De lo que tú piensas a lo que es en realidad… Kutxi tiene una frase muy bonita que dice “el corazón no se equivoca nunca“.

En el panorama actual, vosotros que ya estáis encontrando vuestro sitio, ¿qué creéis que es lo que os diferencia?

Nada y todo en realidad. ¿Por qué este cantante tiene éxito y el otro no si las producciones son parecidas? Es que es un poco la magia de la música y del público. Ese tío que escucha la canción por primera vez y le vuelve a dar porque la quiere volver a escuchar, ese es el que te pone el rodamiento. Es el público el que te pide una canción, el que se da cuenta de que ese grupo que ha escuchado en la radio le mueve algo por dentro. Óscar Beorlegui me dijo una frase el otro día que me pareció maravillosa, él igual no se acuerda. Me dijo: “hay algunas de vuestras canciones que son como un enchufe, tú pones los dedos y te pega calambre“. Si tú tienes que meter los dedos 20 veces en un enchufe, eso no es un enchufe, eso es un cable ‘pelao’. Cuando te están bombardeando con una canción y al final la cantas, eso es otra cosa. Al final, uno busca esa magia que tiene una canción que aunque sea sencilla, te encante cantar el estribillo y no te canses de ella. Las canciones mandan.

 






 
 

 
Chica Sobresalto

Chica Sobresalto: “No puedo elegir de qué hablo. Si tengo algo dentro, lo saco”

De la mano de El Dromedario Records y con unas ganas locas de disfrutar y de mostrarnos lo que lleva dentro, llega Chica Sobresalto, Maialen para los amigos. Ella es el último descubrimiento de esa fábrica de talentos que es ...
por Rock You Babe
0

 
 
En Vela

En Vela: “Todos los días trabajamos para poder salir a tocar en vivo”

Llegados desde Colombia, En Vela son la primera apuesta internacional de El Dromedario Records. Su primer trabajo de larga duración está recibiendo muy buenas palabras por parte de todo aquel que lo escucha, y es que merece -...
por Rock You Babe
0

 

 
El Desvan

El Desván: “La Taberna del Infierno es un homenaje a los garitos en los que aún sobrevive la música en vivo”

Desde mediados de noviembre, está en la calle La Taberna del Infierno, el nuevo trabajo de los navarros El Desván. Un álbum lleno de historias al más puro estilo del rock nacional, que os atrapará desde el minuto uno, y qu...
por Rock You Babe
0

 
 
El Desvan

Ya a la venta ‘La Taberna del Infierno’, de El Desván

EL DROMEDARIO RECORDS.- La Taberna del Infierno, el nuevo disco de El Desván, ya está a disposición de todos en iTunes y Amazon, así como en los siguientes puntos de venta físicos: Mediamarkt, El Corte Inglés, Fnac y...
por Rock You Babe
0

 
 
Bourbon Kings

Bourbon Kings: “Hemos querido contar la realidad que tenemos dentro”

Procedentes de Villava, en Navarra, los chicos de Bourbon Kings acaban de publicar su segundo trabajo, Performance, caracterizado por un sonido Nu Metalero de los 90 y claros tintes contemporáneos. Con unas influencias de lo ...
por Rock You Babe
0

 




Un comentario


  1. son muy grandes, merecen cada comentario positivo que se hace de ellos, y son, además, excelentes personas, eso hace un coctel muy auténtico.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *