Rock You Babe | Music is our life!

Rock You Babe
Music is our life!



Entrevistas

12 noviembre, 2018

Milongas Extremas: «Las canciones se nutren con la respuesta de la gente»

Más artículos de »
Escrito por: Rock You Babe
Etiquetas:
MILONGAS EXTREMAS

Los uruguayos Milongas Extremas han estado recientemente en España presentando por salas de todo el territorio tanto sus ya míticas versiones de Extremoduro como sus temas propios.

Especialistas en el género de la milonga, consiguen llevar cada canción a su terreno de una manera muy especial. En esta entrevista, nos hablan de su trayectoria, sus conciertos, la amistad que les une y sus próximos objetivos.

Empezasteis haciendo versiones de Extremoduro, pero actualmente contáis con vuestros propios temas. ¿Cuál ha sido en ese sentido la evolución de la banda?

Francisco: No es que antes no hiciéramos temas nuestros también, pero empezamos a versionar a Extremoduro porque teníamos ganas. Eran dos investigaciones paralelas. Una era la cosa linda de mezclar canciones de rock que no mucha gente conocía allá, no el gran público uruguayo. A la vez también era investigar en los arreglos, en cómo se hace la música con cuatro guitarras al estilo de la milonga, que tiene su ciencia el armar las melodías.

Por un lado, estudiábamos las letras y la poesía de Extremoduro, y por otro a Zitarrosa y a otros folkloristas en la forma en que arreglaban sus melodías, para hacer una fusión. Con eso empezamos, pero todos escribíamos y tocábamos música ya de antes. Esto fue la primera etapa, llegamos a tener un repertorio con esa misma consigna, hicimos un montón de canciones de Extremo hasta que en un momento se habló de hacer ‘La Ley Innata’. Fue una locura. Creo que ahí fue cuando llegamos a un punto clave y la gente, incluso Extremoduro, nos dijo “qué onda”. Así que dijimos “vamos a ver qué pasa con nuestros temas”.

Santiago: Tenemos dos discos, uno tiene canciones nuestras y otro, versiones de Extremoduro. Hay canciones nuestras que tienen más años que Milongas, hay una canción que uno de nosotros escribió hace 15 años y que otro dijo “esta canción tuya la tenemos que cantar, reversionémosla para tocar una milonga”. Después surgieron canciones que se compusieron directamente para Milongas, porque ya sonaban como lo que iba a ser.

Entonces, agarrábamos canciones nuestras que venían de otros proyectos o que teníamos algunos de nosotros. Después dijimos “ché, ¿qué tal si escribimos una canción todos juntos?” Hicimos un intento, lo llevamos por un coloque que estuvo bueno y quedó la canción. En realidad, fuimos sacando canciones que tuvieran todas algo que ver con lo mismo, dentro del espectáculo, no decir de repente “vamos a cantar una nuestra”. Era algo que aportaba, nos ayudaba a disfrutarlo y a aprovechar ese carácter para traerlas por donde lo queríamos llevar.

Siempre os habéis caracterizado por un sonido muy personal. ¿Cómo habéis conseguido esa identidad y que lo que hacéis, incluso aunque sea una versión, suene a Milongas Extremas?

Francisco: A base de ensayo y error, y tocar mucho. También nos pasa que en un momento empezamos a tocar y capaz que también por el formato, que son cuatro guitarras y es bastante sencillo en cuanto a lo técnico… Veníamos más del palo de baterías, guitarras… Pero es más complicado tocar una semana entera a menos que seas una banda consagrada o alguno tenga una camioneta. Es más costoso. El hecho de ser livianos nos permite tocar más.

Mucho de lo que hacemos se fue armando también en vivo, de ensayar nosotros y de tocar… Las canciones no quedan y después vamos y las tocamos. Se preparan como si fuera un jugador que se prepara físicamente, y después se empieza a tocar y a ver cómo es. Se forman mucho en vivo, con la respuesta de la gente se nutren mucho las canciones.

¿Qué puede encontrar el oyente en vuestro álbum ‘Temprano’, que estáis presentado por España?

Francisco: Temas muy sentidos, que hablan de muchas cosas. Hay una temática como hacia la cofradía, la amistad, los vínculos, las relaciones y después, la vida, la poesía… En realidad lo que estamos presentando no es el disco, sino el disco dentro de un espectáculo, en un escenario.

Santiago: No nos aburrimos de tocar las canciones de Extremoduro porque lo hacemos con un placer enorme. En realidad, lo que ahora pasa y que también pasó en el 2015, la primera vez que vinimos -con cinco canciones nuevas en el repertorio-, es que tenemos 11 o 12 canciones que son nuestras y que tratamos de incluir sumadas al repertorio de Extremo que la noche amerite tocar. Quizá si se toca temprano en un lugar, hay gente más grande y hay un montón de canciones de Extremo que sentimos que es más fácil que a cierto público le gusten también. Venimos a presentar un espectáculo nuevo, con el material propio y el de versiones.

Francisco: Para mí, lo hacemos sin diferenciar. El espectáculo es uno y esa es la idea, que todo lo que tocamos lo puedas disfrutar. Extremoduro obviamente acá es como si fueran Los Redondos allá, la banda de rock que todo el mundo conoce y es hermosa. Pero yendo al evento, al show, son canciones… Está bueno ver a la banda, ver cómo van pasando los temas y que algunos van más hacia delante, otros más lentos…

En su momento, Robe Iniesta dijo de vosotros que lleváis sus canciones a otros terrenos que sí apetece escuchar. Imagino que fue un orgullo.

Francisco: Fue increíble, fue mágico. En realidad, nos dio esa confianza de saber que lo que estábamos haciendo era lo que hacíamos y no otra cosa. Fue un espaldarazo. Nosotros teníamos claro o por lo menos pensábamos que no estábamos molestando a nadie, pero a veces al escuchar declaraciones de él hablando de otras personas en el fondo como que decíamos “igual el Robe ahora se está retorciendo en su cama”. Pero bueno, fue como un alivio de decir “va, está todo bien, dale p’adelante”.

Cumplís 10 años en 2018 e imagino que a lo largo de este tiempo habéis vivido diferentes etapas. ¿Con qué recuerdo os quedaríais?

Francisco: Son muchísimas cosas. Nacimiento de hijos, veranos compartidos, viajes…

Santiago: En realidad, es eso. Nosotros tenemos 30 años y 10 años compartidos para nosotros es un montón de vida. Todos desempeñamos el mismo rol dentro del grupo, los cuatro cantamos, los cuatro tocamos la guitarra y tratamos de cuidar nuestro vínculo porque si uno se enoja es una cagada. Si uno lo está pasando mal, lo pasamos todos mal.

Francisco: Por más que nos conocemos hace 15 años, hay que acompañarse y hay que seguir conociéndose. Es como un proceso, como en cualquier grupo.

A nivel de composición, ¿cómo os repartís el trabajo?

Francisco: Tenemos un gusto compartido y con los años, desarrollamos también un gusto particular que sabemos que lo podemos proyectar hacia el escenario.

Santiago: Hay algunos que componemos más y estamos todo el día tocándote la canción a ver si te empieza a gustar de una vez. Hay veces que eso no pasa o hay veces que la tocas una vez solo y te dicen “vos, qué pasó con aquel tema? Ahora me gusta a mí”. Pasa que tienes una cosa escrita con una melodía, te embarullaste y no te gustó, pero la agarra otro, le cambia la melodía, le mueve un poco la letra y cambiando un par de cositas, ya entre todos… Lo vamos llevando así, sin apuros y paso a paso.

Dicen que al presenciar uno de vuestros conciertos se experimenta un conflicto entre los sentidos al escucharse junto a las guitarras criollas un bajo y una batería. ¿Cómo diríais que sois en directo?

Francisco: Tiene mucha energía. Es algo progresivo que se va sumando y tiene mucho que ver con lo que recibamos del público. Si aguantan se pone más rockero. Empieza a sonar más fuerte, ya se escucha la batería, la distorsión, el solo de guitarra, todo.

Santiago: Se va generando una empatía porque la gente escucha que estás tocando el tema en versión acústica, reversionada… Desde acá capaz que se recibe como la versión más uruguaya o argentina, porque nosotros no podemos decir “estáis” o “que no hable de sandeces”. Somos de Montevideo, nosotros decimos “que no hable boludeces”. Esa es la manera en la cual lo podemos cantar convencidos, pero siempre con el respeto que merece el original. Eso genera una empatía con la gente, que te ve disfrutando.

En ese sentido, ¿qué opinión os merecen vuestros seguidores españoles, tenéis fans aquí que os siguen desde el principio?

Francisco: A la gente le da curiosidad por los temas de Extremo, por esa mezcla. Entonces ahí como que tenemos un puntito a favor. También nos sorprendió la primera vez que vinimos que mucha gente había vistos vídeos y ya nos conocía. Eso nos dejo anonadados.

Santiago: En los últimos años hubo muchos estudiantes españoles que fueron a Uruguay. Una vez terminamos de tocar y de repente vinieron tres murcianos y dijeron “vos, mañana vienen todos a ensayar a nuestra casa”. Eran cinco estudiantes de Murcia y allí pasamos la noche agitando, con comida murciana por todos lados.

Francisco: Tenemos locales acá de gente que ha estado allá, y algunos nos van a alojar y todo.






 
 

 
Milongas Extremas

Milongas Extremas arranca su gira española

En su décimo aniversario, los uruguayos Milongas Extremas, especialmente conocidos por sus versiones de Extremoduro, regresan a España para presentar su segundo disco, Temprano, compuesto por canciones propias. Para la ban...
por Rock You Babe
0

 
 

Milongas Extremas actúa en Madrid esta semana

Esta semana, Milongas Extremas aterriza con su gira española en Madrid. Tras pasar por Valencia, Castellón, Barcelona, Zaragoza y Bilbao, la banda uruguaya llega a la capital para ofrecer sus temas propios y sus particulare...
por Rock You Babe
0

 




0 Comentarios


¡Sé el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.