Rock You Babe | Music is our life!

Rock You Babe
Music is our life!



Entrevistas

19 marzo, 2019

Leize: «Existir no es lo mismo que vivir»

Más artículos de »
Escrito por: Rock You Babe
Etiquetas:
Leize

Desde el mes de febrero de 2019, está en la calle un nuevo trabajo de Leize, ‘Deriva’. Tras más de 30 años en los escenarios, la banda vuelve con 10 nuevos temas grabados en los estudios 2Noisy de Azpeitia, entre los que podemos encontrar las brillantes colaboraciones de Alberto Marín y Jorge Salán.

Con un sonido crudo, claro y actual, Leize no ha perdido su esencia, que queda impregnada en cada canción. Hace apenas unos días, comenzaban la gira en Barcelona y el 30 de marzo estarán en Madrid en la Sala Changó.

Hablamos con Félix Lasa, líder de la banda, sobre este nuevo álbum y algunos aspectos de su trayectoria.

Después de más de 30 años, ¿se vive con la misma ilusión la salida de un nuevo disco?

Sí, incluso te diría que con más ilusión que con otros discos que hemos sacado. En estos momentos la ilusión que tenemos y la expectación con lo que nos va llegando es genial. Estamos muy contentos y tenemos muchas ganas de hacer cosas. Digamos que hemos cogido otra vez el ritmo, tenemos gente nueva en la banda… El guitarra nuevo es muy joven, algunos de los temas que está tocando son de cuando aún no había nacido. Es bestial. Tenemos confianza en el disco porque creemos que está muy bien.

Contáis con un nuevo miembro en vuestras filas, Mikel Lazkano. ¿Cómo ha sido la incorporación?

Patxi, que era miembro fundador del grupo, decidió dejarlo. Hemos estado casi un año esperando para que después de tanto tiempo no fuera una decisión visceral. Él seguía en sus trece de que lo quería dejar y quería hacer otra cosa, algo más acústico. Se respeta y no hay más. Posteriormente, ya estábamos con la preparación del disco, entramos al estudio a grabar y sabíamos que íbamos a contar con Mikel. Contactamos con él, que siempre fue nuestra primera opción, nos dijo que sí y estaríamos dos meses y algo ensayando con él. Técnicamente es genial y ya nos conocíamos porque somos todos de Zarautz y es hijo de un gran amigo nuestro. Conoce el grupo y está encantado, como nosotros. Al final somos cuatro amigos otra vez.

Dicen que habéis conseguido un sonido muy crudo, pero con vuestro toque y vuestra manera de hacer las cosas. ¿Estáis satisfechos con el resultado final, coincide con lo que esperabais?

Queríamos un sonido no tan comprimido y tan distorsionado, que luego te obliga a meter un montón de filtros. Queríamos un sonido más abierto, sin tanta distorsión, más natural, de manera que podamos conseguir que cada instrumento tenga su sitio. Yo creo que lo hemos conseguido y mucho de ello tiene que ver con tocar menos. Es como entrar en un bar y que esté hablando todo Dios. Nosotros queríamos que se escuchara todo, la intención, el color… Lo hemos grabado en analógico para que el sonido sea un poco más grande y más natural. Creo que lo hemos conseguido y fue una de las razones para elegir el estudio, el 2Noisy de Azpeitia, a 20 km de nuestra casa. Fuimos a hablar con ellos, les explicamos esto que te estoy diciendo, lo entendieron y vimos que estábamos en el sitio adecuado. El técnico que nos ha grabado dice que viene él a los directos también, así que genial.

Para masterizarlo habéis ido fuera, a Suecia.

‘Cuando Te Muerden’ lo masterizamos en el mismo estudio. Lo hizo Arkaitz, que es el que lo grabó. Hicimos una prueba en Francia o no sé dónde y no nos gustó demasiado. Nos dijo “esto ya lo hago yo con tiempo”. Hicimos varias pruebas y perfecto. Pero esta vez queríamos hacerlo de otra forma. Los del propio estudio nos dijeron “preferimos que lo haga gente especializada”. Hicimos una prueba en Los Ángeles, otra en Finlandia y otra en Suecia, que es la que más nos llenó. Nos mandaron la prueba y nos dijeron que podíamos remasterizarlo todas las veces que quisiéramos, pero lo que está bien ni tocar. Lo dejamos tal cual. A veces, una visión externa te viene bien, porque hay cosas que tienes delante y ni las ves. Han hecho una labor muy buena.

Participan en el disco Jorge Salán y Alberto Marín. ¿Por qué queríais contar con ellos en este trabajo y qué han aportado a estas canciones?

Son amigos desde hace mucho. Con Jorge en el 30º aniversario de ‘Devorando las Calles’ le llamamos por teléfono y le dijimos que si le apetecía tocar. Le mandamos el setlist para que eligiera una canción y eligió ‘Acosándome’. Vino, tocó y al acabar, en la fiesta, le dije que en el siguiente disco le iba a llamar. Me dijo que encantado de la vida. En junio cuando decidimos todo lo del estudio, le llamé. Estaba dando vueltas por todo el mundo y por Saturno, creo que con Joe Lynn Turner. Le mandé la canción que creía que le iba como anillo al dedo -aunque le pasé dos o tres-. Me mandó un par de muestras para el solo. Es un cabronazo porque me envío dos y a cada cual mejor.

Lo de Alberto igual: “Oye, que tengo ganas de que hagas algo en una canción y creo que esta te pueda ir bien”. Se la mandé, le pareció genial. “En la parte final meto yo el solo”. Ha quedado genial como ha quedado, con la longitud que le dio él y se acabó.

Es su casa. Son amigos, son compañeros y a partir de ahora siempre serán de Leize. De hecho, cuando toquemos el 30 de marzo en Madrid si andan por el país la intención es que vengan y participen. Si no, otra vez será.

En ‘Castigo’, que es el segundo single, habláis de una sociedad intolerante y de cómo se renuncia a derechos en pos de un supuesto bien común. ¿Creéis que estamos retrocediendo en ese sentido?

Totalmente. Nos tienen enmarañados en una rotonda de prisas y de hacernos creer que hacemos muchas cosas, pero no las terminamos haciendo. El día tiene 24 horas y ninguno de nosotros tiene tiempo. Nos faltan horas. Te sientas a la noche y dices: “¿Qué he hecho yo hoy?”. Algún día habrás hecho algo, seguro, pero en general…

Yo vengo de fuera y cuando vengo a Madrid me quedo flipado. Tenéis una presión y un estrés y una prisa por todo, que es exagerado. En el día a día no te das cuenta porque es lo natural, pero visto desde fuera dices “estos están muy mal”. Esa vorágine en la que estamos de consumismo, de hacer como que hacemos, de no llegar, de necesitar más para no hacer nada… Es una bola bestial. El concepto de ‘Deriva’ va un poco por ahí. Nadie pide nacer, pero tampoco que vivir sea tan complicado. ¿Tú necesitas tanto para vivir? Yo creo que no. Es una reflexión personal. Si el que vive al lado tuyo no es mejor o no vive bien o no haces tú posible que su vida sea mejor, lo tuyo no vale para nada. Y eso no lo vas a descargar por Internet ni te lo va a facilitar un gabinete de crisis. Esta vorágine no sé hacia dónde nos lleva.

En cuanto a las letras, ¿qué temáticas son las que han servido de inspiración para estas canciones?

Dentro del consumismo y el sistema productivo en el que estamos enmarañados, la calidad personal y la calidad de vida va disminuyendo. No somos capaces de decirle a la persona que vive con nosotros “te necesito”, “te quiero”… Somos tan grandes que no necesitamos a nadie, hasta que te pasa algo. Entonces ya no eres tan grande. Salimos a la calle con una coraza de romano y llegas a casa, te miras en el espejo y dices “en realidad eres un gilipollas”. Necesitas a alguien cercano, a alguien que te apoye, a alguien en quien confiar… Si es muy sencillo… Pero somos así. Las letras van un poquito por ahí. Es fácil hablar de algo que no puedes cambiar, pero si hay algo que puedes cambiar y no lo haces, es culpa tuya.

No sé si es de las que más te están señalando hoy, pero a mí me ha gustado mucho ‘Súbete’. ¿Qué me puedes contar de esta canción?

Es un “súbete a cambiar las cosas”. De entrada, la canción empieza con “No sé lo que quiero ver si es lo mismo de ayer”. Intentar cambiar las cosas sin hacer nada, repitiéndolas, no existe. Te tienes que mover, sugerir, empujar. Es subirte al carro de cambiar las cosas, dar paso a la gente nueva, saltar por encima de las tapias. No es dejarte llevar. Súbete a la vida, a hacer cosas, a participar, a crear. Porque existir no es lo mismo que vivir, no tiene nada que ver.  

Con vuestro anterior trabajo, ‘Cuanto te muerden’, obtuvisteis muy buenas críticas. De momento, las opiniones que estáis recibiendo ¿son igual de positivas?

Sí, es tremendo. A veces, necesitaríamos alguna crítica, sugerencia, crónica que… No sé, no estamos acostumbrados. Se agradece. Yo creo que es un buen disco. Tendrá sus aristas, sus lagunas, e irán saliendo. La gente lo irá diciendo. Nosotros tenemos una manera de hacer, un sonido. Mi voz condiciona también bastante, al oírlo sabes qué grupo es. La manera de componer las canciones, al ser guitarra rítmica y voz, tiene su limitación. Si eres una voz aparte, con instrumentos separados, lo tienes más fácil a la hora de darle otra dinámica. Pero todo eso es parte del sonido del grupo. Yo sigo haciendo canciones y ahora estoy haciendo para lo que será el disco del próximo año o una cosa así. Me gusta tanto que necesito estar haciendo. Ya tengo mi estudio montado debajo de casa, y cuando tengo un rato libre bajo y es donde soy feliz. Yo tocando soy feliz, ensayando soy feliz y haciendo canciones soy feliz.

¿Eso significa que luego tienes que descartar mucho material a la hora de seleccionar para un disco?

Sí. Muchas veces seguramente no acertaremos, pero no se puede grabar todo. Media docena de temas más podrían haber entrado perfectamente, pero tampoco creo que un disco tenga que tener 18 canciones. Es mejor que esté condensado, que se respete la idea de lo que querías decir. A veces, lo breve es más contundente.

Respecto a la gira, ¿cómo estáis preparando el repertorio para estos primeros conciertos, muy centrado en el último disco?

Sí, estamos planteando tocar el disco entero y luego seis o siete temas más van a entrar siempre. Ya veremos cuáles entran o cuales van saliendo. Verás tú qué hostias va a haber. Si antes teníamos problemas para hacer un set de 24 o 25… Tampoco somos partidarios de tocar tres o cuatro horas. Preferimos tocar hora y media, o una hora y tres cuartos, más bises o lo que sea. Tocar por tocar no tiene sentido. Así que si
entran siete tienen que salir siete, y si antes teníamos tortas para
meter el set que teníamos, ahora para sacar siete es… Pero bueno, llevaremos los 30 y pico e iremos viendo. Es complicado, es un bendito problema, pero es lo que hay. Si no, hay que dejar de tocar y eso no puede ser.






 
 

 
Leize

Ya a la venta lo nuevo de Leize

LABALLO COMUNICACIÓN.- Han pasado más de 30 años desde que surgió LEIZE en Zestoa y ahora vuelven con este 10º disco llamado “Cuando te muerden”, una compilación de 11 canciones que han sido grabadas, mezcladas y mast...
por Rock You Babe
0

 



0 Comentarios


¡Sé el primero en comentar!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.